Plaza José Carlos Burle

SÃO PAULO

Espacios habitables

La Plaza José Carlos Burle es un bosque casi escondido entre las calles y carriles de Vila Madalena, en São Paulo. Al adentrarse en sus senderos, la fauna y la flora se revelan como un soplo de la ciudad. Su desnivelado terreno es uno de los retos para el máximo aprovechamiento de su potencial de ocupación y pocas inversiones en infraestructura sin acoger a todo aquel que pasa y quiere disfrutar más de la plaza.

El estudio busca identificar oportunidades para implementar mejoras en la plaza, abarcando un diagnóstico proposicional que acercó el interés de los vecinos, convirtiéndose en un punto de partida para el desarrollo de un proyecto de participación comunitaria para la implementación de intervenciones y actividades en la plaza, involucrando a una serie de actores y colaboradores y moviendo una red para hacer posible la materialización de los diversos sueños e intereses de la comunidad en relación a la ocupación del espacio público.

Con un entorno predominantemente residencial y con presencia de algunos servicios, la plaza colinda con un colegio municipal, además de estar cerca de otros tres colegios (a unos 200 metros de cada uno).

La plaza cuenta actualmente con una cancha con usos muy activos, un parque infantil, una zona de descanso con mesas y bancos y gimnasio al aire libre. El equipamiento existente es muy utilizado por los vecinos y para la actividad de la escuela vecina, pero está claro que el potencial de la plaza está infrautilizado.

A lo largo del estudio se realizaron reuniones y talleres con vecinos y actores locales, promovidos por los grupos que trabajan en la región. De este movimiento fue posible recolectar sueños, oportunidades existentes y deseos de la comunidad.

pie de foto: 1) paseo entre los árboles; 2) actividades deportivas; 3) juguetes creativos para niños; 4) reuniones en la plaza; 5) actividades de relajación; 6) preservación y conservación del medio ambiente; 7) espacios para picnic; 8) permacultura, huertas y jardines
pie de foto: 1) espacios habitables; 2) actividades; 3) reforma de la cancha; 4) permeabilidad a través del paseo; 5) estructuras lúdicas relacionadas con la topografía; 6) área de estar, muebles y quioscos; 7) decks de estar para integrar desniveles; 8) mayor comunicación entre la plaza y la escuela; 9) renovación del patio de recreo; 10) mejorando la ruta

La identificación de sueños permite organizar los espacios de la plaza en áreas de “Actividades” y “Estar y Encuentros”. Se proponen soluciones para mejorar la accesibilidad de caminos, integración de desniveles con cubiertas y estructuras lúdicas, ampliando los espacios para la realización de diversas actividades en la plaza, mejoras en mobiliario; renovación de equipos existentes y creación de jardines para contener el terreno, jardines y paisajismo.